Los números que cuentan

Epta tiene su sede central en Milán, Italia, y asegura una presencia capilar y eficiente en los mercados mundiales con la fuerza de sus marcas Costan, Bonnet Névé, George Barker, Eurocryor, Misa, Iarp Knudsen Køling y de una plantilla que hoy día alcanza 5.000 empleados.

Su capacidad productiva anual actualmente es de 200.000 unidades, registrando una facturación de 888 millones de euros en 2017. En este marco, la sistemática actividad de Investigación y Desarrollo del Grupo, asociada a las capacidades y especializaciones desplegadas por cada una de las marcas, ponen a Epta en condiciones de anticipar las tendencias más innovadoras y actualizadas, a fin de responder de manera específica a cada una de las necesidades del Cliente, ayudándolo a obtener prestaciones de excelencia