Una vocación de crecimiento

Una trayectoria abierta hacia el progreso, la de Epta, que se remonta a 1986, con la marca Costan de Limana, Italia. Una identidad enteramente italiana que rápidamente extiende sus límites y se convierte en una realidad internacional, con oficinas comerciales estratégicas en 40 Países 11 unidades de producción: 

en Limana, Solesino, Casale Monferrato y Pomezia (Italia), en Hendaye y Saint Quentin Fallavier (Francia), Bradford (Reino Unido), Køge (Dinamarca), Rosario (Argentina), Corlu (Turquía), Quingdao (China) y Cha-Am (Tailandia). Una presencia tan capilar y competitiva como para ofrecer la disponibilidad de los productos Epta en todo el mundo. Una visión que se extiende hasta los Países Emergentes, en los que el Grupo tiene ya una elevada presencia.